Consejos para proteger las almohadillas del los perros del frío

Sabías que con la llegada del frío muchos perros sufren heridas en sus almohadillas?

Debido a las bajas temperaturas del invierno, la sequedad del frío puede provocar que las almohadillas de nuestras mascotas se resequen produciendo grietas y heridas que si no se tratan pueden derivar a infecciones.

Nuestros peludos disfrutan corriendo y jugando y, salir de excursión con tu mascota por la nieve es una de las mejores experiencias durante el invierno. Su pelaje y piel los protege de las bajas temperaturas, sin embargo, el frío y la humedad provocan grietas y heridas en las almohadillas por eso, es muy importante protegerlas del frío.

Así pues, las pequeñas grietas en las almohadillas de los perros son frecuentes, y a menudo tardan a cicatrizarse ya que no paran de jugar. A continuación, te proponemos algunos consejos para cuidar y proteger de las almohadillas de vuestros peluditos:

  • Mantén las almohadillas de tu can hidratadas durante todo el invierno. Existen cremas especiales para ello. Existen bálsamos y vaselinas específicas para ello.
  • El ejercicio físico diario es fundamental para que las almohadillas se endurezcan.
  • Baña a tu mascota, no solo como rutina de higiene cotidiana sino también para mantener en buen estado sus almohadillas.

Además, existen complementos como los zapatos o botines especiales para las mascotas durante el invierno que evitan que los peludos se hagan daño en las patitas.

En caso de que aparezcan grietas o heridas, consulta el veterinario.

Leave a reply