Cuando bañar a tu cachorro por primera vez

Cuando bañar a tu cachorro por primera vez


La mejor manera de acostumbrar a nuestro perro a los baños es hacérselos agradables y hacer que disfruten con la actividad desde bien pequeños.

No todos los profesionales están de acuerdo con la edad adecuada para bañar a nuestro cachorro. Algunos veterinarios recomiendan no bañarlos hasta los tres meses, al terminar el primer calendario de vacunas, ya que prefieren evitar cualquier cosa que ponga en riesgo su salud. Eso es debido a que, durante las primeras semanas de vida, el sistema inmunitario del perro está en pleno desarrollo y esto las convierte en las semanas más críticas. Se trata de evitar que nuestro cachorro coja frio, ya que podría enfermar más fácilmente o contraer la enfermedad del moquillo. Otros expertos creen que puede bañarse antes siempre y cuando se bañe con cuidado y se seque bien para que no se resfríe.

Es importante tener en cuenta los siguientes consejos:

– No bañar a nuestra mascota antes del destete para que así la madre no lo rechace, ya que el olor lo identifica (nuestro cachorro no debería separarse de la madre hasta como mínimo un mes y medio o incluso los dos meses de vida).

– Si nuestro cachorro está muy sucio o huele mal, y es necesario bañarlo, debemos evitar bañarlo justo después de ponerle cada vacuna, y recomiendan esperar una o dos semanas para realizar el baño.

– Es importante eliminar toda la humedad y secarle muy bien, sin exponerle en ningún caso a corrientes de aire mientras esté mojado.

– La temperatura del agua debe ser caliente, en Lavakan trabajamos con una temperatura de 38º, una temperatura similar a la del cuerpo de nuestra mascota, para mantenerle así la temperatura corporal y hacerle el baño más agradable.

El primer baño de nuestra mascota es muy importante, ya que tenemos que hacer que el perro reaccione a él con una experiencia positiva. Acostumbrarlos desde cachorros nos facilitara la tarea en un futuro y disfrutaran más del baño cuando sean adultos. Aprovecha el periodo de socialización de tu mascota, ya que se trata de una etapa de aprendizaje y de adaptación a nuevas experiencias. Y tomate la experiencia con mucha calma, háblale con tranquilidad, juega con tu cachorro y haz que su experiencia sea divertida.

¿Con qué frecuencia deberías bañar a tu mascota?

¿Con qué frecuencia deberías bañar a tu mascota?

Con Lavakan puedes bañar a tu mascota hasta una vez a la semana.

No hay una frecuencia óptima para el baño de tu mascota, sino que la frecuencia dependerá de la salud, raza, olor y hábitos de cada animal.

En Lavakan hemos conseguido que puedas bañar a tu mascota con más frecuencia, sin perjudicar su piel o pelaje y sus defensas naturales, gracias al baño automático de nuestras cabinas:

Ya puedes aumentar la frecuencia del baño de tu mascota, gracias al baño automático de nuestras cabinas:

  1. El sistema de agua pulverizada nos permite bañar a nuestra mascota sin necesidad de frotar su piel, evitando afectar así al engrase natural (capa sebácea) que les protege. Además, la fina lluvia de agua pulverizada evita que le entre el agua en las orejas y evitando molestias y posibles infecciones.
  2. Trabajamos con champús de altísima calidad
  3. En Lavakan trabajamos con champús que respetan el PH de la piel. La piel de tu mascota no es igual que la tuya y los productos que utilices tampoco tienen que serlo. Los champús que respetan el PH evitan que se reseque la piel de nuestra mascota y que disminuyan el engrase natural que les protege.
  4. Tenemos champús específicos para cada tipo de pelo, champú desengrasante para cabello corto y con aloe vera para cabello largo. Depende del tipo de pelo necesitará más o menos frecuencia. Acuérdate de cepillarle a menudo.
  5. Nuestros champús son 100% Naturales, 100% veganos y libres de parabenos y siliconas.
  6. Nuestro champú repelente y antiparasitario, con aceite natural de andiroba, no es agresivo para el manto del perro, ni tóxico por ingestión. Es 100% natural y 100% vegano.
  7. El agua descalcificada no reseca la piel de nuestra mascota, deja el cabello más brillante y suave y permite que el champú se disuelva completamente, ya que elimina el calcio y el magnesio. Indispensable para pieles atópicas.

Hay que tener en cuenta que si prefieres bañar a tu mascota en modo manual, no es recomendable bañarla tan a menudo, ya que al frotar a nuestras mascotas, estaríamos eliminando engrase natural que les protege.

La higiene de tu mascota es esencial tanto para ellos, como para ti y tu familia, ya que nuestras mascotas cada día se exponen a coger gérmenes, parásitos, virus y bacterias. Hoy en día forman parte de nuestras vidas y familias y conviven con nosotros en los mismos espacios, incluso en sofás y camas. Por todos estos motivos es vital recordar la importancia del baño de nuestras mascotas y cuidar de su higiene.

En Lavakan nos preocupa el bienestar de tu mascota y de tu familia, trabajamos para mimar y cuidar de los vuestros de la mejor manera, pensando en todo aquello que pueda mejorar su higiene y su salud. 

10 consejos para refrescar a tu perro en verano:

lavakan_dog_drinking

El calor intenso puede quitarles las ganas de moverse o de comer a nuestra mascota. Igual que nosotros, ellos también necesitan refrescarse y activarse.

Consejos Lavakan:

  1. Cepillar bien a nuestras mascotas para quitarles el pelo muerto que se les va acumulando. Siempre recomendamos hacerlo antes del baño, pero es importante hacerlo habitualmente.
  2.  ¡Un baño en Lavakan para activarlos! Que bien nos sienta a nosotros, los humanos, una ducha. A nuestros peludos les pasa igual, con un baño los ayudamos a activar y sentirse limpios con estos calores, a ellos también les encanta.
  3. Sécalo bien, también en verano. Para que quede feliz después del baño y huela mejor. Te recomendamos el secado automático, el aire sale esparcido por toda la cabina y no se calienta tanto. Una de las razones por que los perros se restriegan en el suelo es por la humedad de su pelo y querer secarlo. No secarlo bien puede comportarle problemas de piel, y bacterias y parásitos pueden encontrar un buen lugar donde vivir.
  4. Mucha hidratación: siempre deben tener agua fresca y limpia. Si vas de paseo lleva siempre agua encima.
  5. No le des de comer durante las horas de más calor.
  6. Evita superficies muy calientes: el asfalto o la arena pueden quemar los cojinetes de las patas de tu perro. Evita el sobrecalentamiento o las quemaduras. Intenta evitar las superficies expuestas al sol durante muchas horas.
  7. Habilita lugares con sombra y bien ventilados. Sobre todo si tienen que quedarse muchas horas en casa.
  8. Evita salir a pasear o hacer ejercicio en las horas de más calor. Sal a pasear a primera o última hora del día.
  9. Nunca dejes a tu mascota dentro del coche, ponemos en riesgo a nuestra mascota, no se puede jugar con los golpes de calor.
  10. Mójalo en la cabeza y tronco para refrescarle. Si ves que hace muchas respiraciones cortas, es porqué tiene mucho calor.